Venezuela, aquel hermoso país que dejé un tiempo atrás

No quiero entrar en detalles políticos, porque si hay algo que aprendí en Venezuela es que cuando se llevan lo ideales al extremo, la política puede destruir carreras, empleos, amistades y exponencialmente puede destruir familias.

Llegué a Venezuela justo antes de la asunción de Hugo Chávez, en aquella época por casualidad viajé con quien sería un año después presidente de Uruguay, el Dr. Jorge Batlle. Tuve la oportunidad de conversar bastante y aportar mi granito de arena en pro del desarrollo de Software y las posibilidades que nuestra profesión podía darle a Uruguay, pero ese es otro asunto que quizás algún día publicaré.

Llegar a Caracas fue una experiencia inigualable, era mi primer viaje al exterior más allá de las fronteras con Brasil y Argentina. Aquella noche de verano, entre tantas incertidumbres que tenía, debía llevar mis mascotas para que pasaran la noche en una veterinaria, ya que recién al otro día viajaría a mi destino final, la ciudad de Barquisimeto. Contraté una camioneta en el aeropuerto y partimos para un lugar totalmente desconocido e inimaginable. No recuerdo la hora, pero comparado con lo que estaba acostumbrado a vivir, era como si fueran las 2 de la madrugada en una fría noche de Montevideo, no andaba nadie en la calle, pero en Caracas era mucho más temprano, la diferencia era que nadie andaba de noche por las calles como era en Uruguay.

El chofer me contaba de forma eufórica las esperanzas que tenía con el nuevo presidente, recuerdo que me decía que uno de los objetivos era que no se viera ni siquiera un niño pidiendo dinero en las calles, que iba a poner fin a la corrupción y me contaba cómo procedía la policía si te querían sacar del ruedo, “te ponen droga en el auto y te mandan preso, así es la vaina, pero todo eso se va a terminar con Chávez”, realmente parecía un futuro auspicioso.

Viví muchas experiencias en Venezuela que podría escribir un libro completo solo de eso, pero para resumir puedo decir que cuando el avión despegó para traerme de nuevo a Uruguay lloré como si me estuviera yendo de casa. Era el fin de una etapa muy importante de mi vida, profesionalmente me dejó muchas cosas, pero personalmente muchas más. En Venezuela nacieron dos de mis hijos, hice muchos amigos que gracias a Dios he tenido la oportunidad de seguir en contacto con la mayoría de ellos.

Hoy no paro de recibir noticias de que uno se fue para Ecuador, otros para Chile, otros Colombia, Estados Unidos y otros todavía no se han ido pero la idea del exilio está fija en su mente, y de verdad me da mucha tristeza. A veces puede parecer que es una psicosis, una sensación térmica, una palabra muy de moda por estos lares, pero el hecho real es que la gente no para de irse, y eso lo sabemos todos; quien no ha escuchado un acento venezolano en un lugar u otro, es porque se tuvieron que ir, no les quedaba otra, los cortes de luz son situaciones de países que están en guerra y en Venezuela pasa todos los días. Faltan medicamentos y alimentos. Hoy me contaba una amiga, que tiene que comprar comida “revendida” y que se ha quedado sin azúcar porque le iban a llevar una “revendida” pero nunca llegó.

Ahora yo pregunto una cosa, independientemente de partidos políticos, de derecha o de izquierda, de los que dicen que están a favor o que están en contra de un régimen, los que dicen que es dictadura y los que dicen que es democracia, tenemos planeado hacer algo por Venezuela? o la única cuestión que se discute es Almagro está bien o Almagro está mal. En Uruguay tenemos millones de problemas que no podemos resolver, y eso a veces puede poner en juicio la ayuda que puedas dar a otro, pero creo que es una obligación moral que nuestro país tome una actitud con quien ha acogido a muchos compatriotas cuando aquí las cosas estaban complicadas.

Que quede claro, no tomen mi post como política, tomenlo si quieren como ayuda humanitaria, a la cual obviamente me pongo a disposición.

Mi deseo de una pronta recuperación a MI QUERIDA VENEZUELA y a mis amigos les digo

“Nunca sabrás la fuerza que tienes, hasta que tu única alternativa sea ser fuerte”

Un abrazo!

Fabricio De los Santos

@fabriciodls

fabriciodelossantos.com

Tags: , , , ,

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.